Estamos a pocos meses del inicio de la campaña de la renta 2018 y lo más probable es que en estos instantes estés haciendo números para ver qué puedes deducirte. Que los árboles no te impidan ver el bosque, aquí te vamos a contar varios de los fallos más frecuentes que puedes cometer por despiste o bien desconocimiento en tu boceto de la renta, para que los tengas en cuenta y los evites:

 

  1. Cambios en el estado civil. Un fallo muy habitual, sobre todo, cuando se han producido nacimientos, en tanto que estos dan pie a nuevas reducciones.

 

  1. Declaración de la renta universal o conjunta. Es conveniente repasar la opción más recomendable para cada unidad familiar.

 

  1. Reducciones de las comunidades autónomas. Estas reducciones más específicas no suelen especificarse en los bocetos.

 

  1. Deducciones por alquiler de la residencia frecuente. Aunque desaparece la reducción estatal por alquiler, ciertas regiones tienen aún las suyas propias.

 

cinco. Deducción por compra de residencia. Esta también desaparece para los que realizaron la compra a partir del 1 de enero de 2013.

 

  1. Rendimientos del trabajo. Por una parte, es esencial revisar los ingresos en tanto que ciertos pueden no mostrarse en el boceto. Por otro, ciertos gastos en defensa legal o bien la definición de que se ha aprobado un trabajo que le ha obligado a mudar de ayuntamiento, deben ser añadidos de forma manual por el impositor.

 

  1. Residencias y locales comerciales sin uso. Los expertos advierten de que estas propiedades llamadas «imputación de rentas inmobiliarias» son un presunto ingreso que se estima en un porcentaje del valor del catastro, con lo que es esencial comprobar que las imputaciones son correctas.

 

  1. Beneficios patrimoniales. Recuerda que debes tributar por estas ganancias, que incluyen ventas de viviendas o bien acciones o ayudas oficiales del plan PIVE.

 

nueve. Donaciones y cuotas sindicadas. No hay que olvidarse en el borrador de estos temas.

 

diez. Aportaciones a planes de pensiones. Los técnicos recuerdan que hay que comprobar que estos datos estén mostrados correctamente en el borrador y tener en consideración las reducciones que se han aprobado si se rescata el plan de pensiones en forma de capital, desde 15 de mayo de 2013 hasta catorce de mayo de 2017.