Gatos hidráulicos – Su cuidado redunda en nuestra seguridad

March 22, 2018 | By astrid | Filed in: Empresas.

gatos hidráulicos

Los gatos hidráulicos se conocen y utilizan en cada lugar en el que exista el menor atisbo de tecnología moderna. Principalmente, porque algunos modelos están asociados a prestar asistencia con los vehículos y, por ello, nos acompaña en casi todos los espacios donde nos desenvolvemos.

Sin embargo, estos no son los únicos gatos hidráulicos que existen, pero, sí los que primero acuden a nuestras mentes al escuchar la frase. Y con razón, pues con dificultad podríamos hacer algunos trabajos sin ese equipo. Por ejemplo, para elevar suave y controladamente un automóvil, que pesa cualquier cantidad de kilogramos, esa es la herramienta precisa.

Se utilizan con poca frecuencia, por cierto, y la mayor parte del tiempo se encuentran depositados en un rincón del maletero de los coches. Por eso, no les damos la atención que necesitan para ser absolutamente fiables.

Mantenimiento del gato hidráulico

Entre los cuidados requeridos tenemos el mantener el nivel correcto de fluido hidráulico, según la especificación que indique el fabricante. El mismo se dosifica a través de un agujero protegido por un tapón de goma o metálico roscado, que permite cubrirlo durante el tiempo guardado o en uso. Por su parte, el obturador debe ser hermético para evitar derrames.

El trasiego del aceite entre los dos cilindros que componen el dispositivo es el principio físico que posibilita trasmitir la fuerza de la unidad pequeña a la de mayor capacidad. Así se logran levantar tonelajes con un mínimo esfuerzo.

La transferencia del líquido funciona gracias a los dos pistones que encajan perfectamente, evitando el retorno del material por medio de un sello. Este puede ser de goma o alguna aleación metálica y debería mantenerse sumergido en la solución lubricante. De ese modo, se evita que se reseque, aumentando su fiabilidad.

El aparato también requiere cuidados externos, manteniendo la integridad de las partes que lo conforman; desde la botella que actúa cual fuente de poder hasta las ruedas usadas para trasladar los más grandes. Estas son la que soportan, al final, el peso levantado. Debemos estar conscientes de que toda herramienta es tan poderosa como su componente más débil. Atendamos cada sección de nuestro gato hidráulico con gran atención.


Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.