La pandemia de coronavirus procedente de la enfermedad emanada del virus SARS-CoV-2. Fue identificada con su primer caso en diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, en la República Popular de China. He allí el comienzo de la propagación del virus y de un radical cambio de vida en la población mundial.

La pandemia causo estragos y desconcierto en diversas áreas de conocimiento y en el derecho laboral no es la excepción. Si desea obtener más información sobre abogados especialistas en litigios jurídicos consulta aquí.

Gracias al desconocimiento sobre el futuro que se venía venir, el mundo se paralizó por un tiempo no mayor a tres meses, luego poco a poco con la implementación de medidas se fue retomando la normalidad.

Antes de la epidemia, los conflictos legales estaban en su máximo esplendor gracias a diversos enfrentamientos juridicos, siendo el más importante y costoso el problema entre productores de petróleo y transportadores de crudo por las tarifas en los oleoductos.

Ahora bien, con la presencia de la pandemia esto toma otro rumbo, ya que se puede llegar a ver una serie de debates y discusiones porque es algo de lo que nadie está acostumbrado, todo esto debido a que los efectos producidos por el Covid, los cuales no se pueden atacar de forma normal como se actuaba en el derecho cotidiano sino que se tiene que ir acorde al ámbito de la pandemia.

Se presentaron muchas pérdidas en empresas, alteraciones en la forma de trabajo, ocasionando numerosas demandas y cambios en los contratos comerciales debido a esta particularidad ya antes mencionada

Muchos gobiernos decretaron estado de emergencia debido al contexto vivido y esto hizo que se paralizaran todo el sistema de operaciones empresariales y la industria de la construcción en el mundo. También empezaron a implementar de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para el ejercicio del derecho de forma virtual

En consecuencia, las normas implementadas por el gobierno a favor de disminuir la propagación del virus dejaron como lección que se deben tener en cuenta en este tipo de casos para evitar el caos y conservar el orden de una manera más eficaz y sólida.