La libertad financiera le permite alcanzar sus metas de vida. Nuestros consejos y trucos te ayudarán a poner tus finanzas en orden y escapar de la trampa financiera.

Para ello, es importante conocer su situación financiera, planificar activamente su futuro financiero, adquirir conocimientos y cambiar las actitudes personales que puedan haberle bloqueado en el pasado.

Obtener el panorama general

El primer paso hacia la libertad financiera es tener una visión general de los recursos financieros que tienes. La mejor manera de hacerlo es utilizar una hoja de cálculo de Excel, que también puede actualizar a medida que su situación financiera cambie.

Esta visión general debería ser parte de ella: Sus ingresos, es decir, su salario, pero también sus ahorros, intereses o inversiones que ya ha hecho.

Esto incluye naturalmente el pago de préstamos, tarjetas de crédito y otras deudas.

Con ese plan financiero, puede evaluar su situación financiera actual de un vistazo y también identificar los costos de los que puede prescindir fácilmente. El gasto innecesario de los consumidores puede ser un gran obstáculo en su camino hacia la libertad financiera.

Si tiene que gestionar un préstamo de consumo en este momento, le recomendamos que lo devuelva rápidamente, ya que este tipo de préstamo suele implicar costes muy elevados.

Por supuesto, aquí también se beneficia del reembolso más rápido posible.

Elabore un plan financiero que registre con precisión su situación financiera actual. Una visión completa de sus finanzas le permite planificar y dar forma a su futuro financiero.

Determine la cantidad de sus ahorros

Una vez que tengas una visión general de tus finanzas, debes considerar cuánto puedes ahorrar cada mes. No diga que actualmente no puede ahorrar debido a su situación de ingresos y gastos.

Incluso pequeñas cantidades de ahorros mensuales le acercarán a sus objetivos financieros. Un buen punto de referencia para su programa de ahorro personal es poder reservar el 10-20% de sus ingresos netos.

Esto no sólo le proporciona una base para la seguridad financiera, sino que también le proporciona activos de inversión de los que puede disponer libremente.

Establecer objetivos claros

La libertad financiera significa algo diferente para cada uno. Para lograrlo, necesitas conocer tus objetivos y articularlos claramente. Sus respuestas personales a las siguientes preguntas ayudarán aquí:

 

  • ¿Por qué quieres ser financieramente libre?
  • ¿Qué quieres lograr en la vida?
  • ¿Qué quieres poseer?
  • ¿Con qué quieres pasar tu tiempo?
  • ¿Cuáles son sus pasiones? ¿Cuál es tu mayor sueño?
  • ¿Cómo quieres ayudar a hacer del mundo un lugar mejor?

Las estadísticas muestran que las personas ahorran dinero principalmente por razones «prácticas». Más de la mitad de ellos están ahorrando para su vejez.

Casi la misma cantidad de gente quiere usar sus ahorros para pagar compras más grandes. Poco menos del 41% están ahorrando para comprar o renovar sus casas.

Las inversiones de capital, la financiación de la educación de los niños o la propiedad de un «nido de ahorros» son posteriores.

Nuestras preguntas apuntan a abordar el tema de por qué quiere ahorrar e invertir desde un ángulo diferente.

¿Y si no tuvieras que pasar la mayor parte de tu vida trabajando para ganarte la vida?

  • Tendrías tiempo para ver crecer a tus hijos.
  • Tendrías los medios financieros para hacer realidad los sueños de tu vida.
  • Podrías viajar
  • Empezar tu propio negocio
  • Tomar un entrenamiento que antes no podías permitirte
  • Tendrías muchas más oportunidades que antes de apoyar a otros

Si quieres prosperidad material, probablemente no se trata de dinero en sí, sino de un deseo de libertad e independencia financiera, en un espectro que va desde la seguridad material para ti y tu familia, hasta la libertad de elección en los asuntos personales y la realización de los sueños de tu vida.