Puede que te hayan recomendado cambiar los amortiguadores cada 60.000 hasta 150.000 kilómetros, pero esto dependerá mucho del cuidado. En todo caso, si deseas comprar amortiguador, lo mejor es recurrir al taller mecánico de Aurgi, para conseguir el mejor rendimiento.

Sin embargo, puede que no conozcas mucho sobre los cuidados y que pasará si no los aplicas para tus amortiguadores. Por este motivo, te he preparado este post con toda la información que necesitarás para que puedas conseguir unos grandes resultados.

¿Cómo puedes cuidar los amortiguadores?

Existen varios puntos básicos para que puedas cuidar bien tus amortiguadores dentro de los cuales puedes encontrar:

  • No debes cargar tu vehículo con demasiado peso, y siempre debes respetar el máximo sugerido en el manual del mismo.
  • Evita dejar alguna rueda sobre bordillos para que no existan diferencias de nivel.
  • Asegúrate de pasar despacio los badenes y resaltos para evitar un impacto fuerte en los amortiguadores.
  • Siempre debes sustituir los amortiguadores por parejas, es decir los dos delanteros o los dos traseros, pero nunca cambies únicamente un amortiguador.

Estos son unos consejos fundamentales que puedes comenzar a aplicar para que puedas conseguir el máximo rendimiento en tu vehículo. Evitarás así que tus amortiguadores se desgasten más de lo necesario.

¿Qué consecuencias traen los amortiguadores en mal estado?

Cuando los amortiguadores están en mal estado se pueden generar muchos problemas en tu vehículo. Dentro de los principales a tener en cuenta están:

  • Aumentará la distancia de frenado
  • La dirección se volverá más dura, y será más difícil controlar el coche
  • Los neumáticos se desgastarán más rápidamente

Estos son solo unos de los problemas que pueden aparecer en tu vehículo. Además, se reducirá el nivel de seguridad de tu vehículo, por lo que será más fácil que sufras de cualquier accidente. Por esto, no se aconseja conducir con neumáticos desgastados bajo ninguna circunstancia.

¿Cómo puedes revisar los amortiguadores?

Para revisar los amortiguadores de tu vehículo, puedes hacerlo en un taller mecánico, donde se encargarán de hacer una revisión profunda. Sin embargo, por tu cuenta puedes ver algunos puntos básicos para saber si tus amortiguadores estén en buen estado.

Para verificar los amortiguadores presionar la amortiguación hasta el fondo y soltarla. Si el coche vuelve a su posición en un solo movimiento los amortiguadores aún están en buen estado, de lo contrario tendrás que cambiarlos cuanto antes. También debes fijarte en que las defensas formen una línea horizontal con el pavimento, porque de lo contrario algún amortiguador estará fallando.