¿Cómo conseguir una cadena de suministro sostenible?

May 22, 2015 | By admin | Filed in: Empresas.

Por suerte, cada vez son más las empresas que se preocupan por los términos sostenibilidad, responsabilidad social o ecología. No se trata de una moda sobre “lo verde” como ocurrió ya en los lejanos noventa, sino de compromiso con todo lo que implica la actividad empresarial y con vistas de ser una postura permanente.

cadenadesuministro

Imagen:cadenadesuministro.es

Y la base de un ejercicio empresarial sostenible, comienza con una cadena de suministro respetuosa con el medio ambiente. Por otra parte, estas prácticas no sólo otorgan prestigio y una buena posición social a las empresas que las ejercen, sino que se ha demostrado que las prácticas responsables con el ecosistema son más eficientes y abaratadoras de costes que aquellas que no lo son ¿Acaso el petróleo es más rentable que la energía solar?

Primer paso: medir la huella

Existen barómetros específicos y herramientas como las proporcionadas por el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero que sirven para calcular la huella de carbono dejada por una empresa. Y cómo para poder reducir, primero hay que medir, este es el primer paso que toda empresa decidida a reducir su impacto negativo en la atmósfera y naturaleza debe dar: entrar en contacto con toda organización o especialista que le pueda ayudar al respecto para que le informen del peso específico de su actividad en el medio ambiente.

Un segundo paso dentro de esta medición de la huella sería obviamente localizar qué materiales y qué medios usados en el transporte son los más contaminantes y reducirlos o anularlos.

Adquirir el vocabulario “eco”

Las pequeñas acciones acaban por suponer los grandes avances. Podemos sustituir toda una flota de transporte que si en el día a día no realizamos acciones responsables y alineadas con la ecología, de nada sirve tanto esfuerzo.

Reciclar, ser responsable con el entorno medioambiental, convertir los residuos en nuevos materiales o abono, y concienciar a todos nuestros empleados de la importancia de un ejercicio del trabajo ecológico, es vital para que toda acción emprendida al respecto tenga su repercusión directa.

Y es que como en todo en esta vida, todo empieza por la educación: todo interventor de la cadena de suministro debe estar muy informado de lo que es la RSC (Responsabilidad Social Corporativa) y los beneficios directos de su aplicación.

Uso continuo de materiales bio

La explicación de por qué los materiales bio no sólo traen beneficios derivados de la ética empresarial sino también económicos, responde a que su uso responsable puede traernos un círculo productivo constante: si a la par que hacemos uso de materiales de origen vegetal como la madera o productos hortícolas, los reponemos mediante la plantación, no sólo estaremos reduciendo la huella del impacto de nuestra actividad empresarial, sino que nos aseguramos de que la materia prima nunca falte.

Piensa global, actúa local

Insistimos en que la aplicación de pequeñas técnicas se traduce en grandes resultados: el simple hecho de gestionar albaranes de forma digital es un ejemplo de lo que se puede ayudar al medio ambiente sin grandes despliegues de gestión empresarial de por medio, pero hay otras pequeñas soluciones que llevadas a lo grande traen resultados más que efectivos: si compartir coche para ir al trabajo es una rutina que trae consigo un descenso de emisiones de CO2, el uso de soluciones logísticas como el grupaje marítimo internacional multiplica exponencialmente este resultado.

En definitiva querer es poder, y ni la economía, ni la falta de soluciones son ya excusas válidas para no aplicar una conciencia ecológica a todas nuestras acciones. Está en nuestras manos y es nuestra obligación cuidar del Medio Ambiente.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *